Consejo Regulador

El Consejo Regulador de la Denominación de Origen Vinos de Lanzarote obtiene denominación el 14 de Diciembre de 1.993 con el objetivo de certificar el origen y garantía de la calidad de los vinos que se producen en la isla.

Para ello, se realiza un control exhaustivo desde la vendimia hasta su embotellado, pasando por rigurosos exámenes analíticos y organolépticos. Así una calificación favorable se certifica, a la vista del consumidor, con una contraetiqueta numerada y un distintivo.

Tras la aprobación de los nuevos estatutos, publicado en el B.O.C. número 33, de 14 de febrero de 2008, el Consejo se convierte en una Corporación de Derecho Público, con personalidad jurídica propia y plena capacidad para el cumplimiento de sus fines públicos y privados siendo sus fines la representación, defensa, garantía, investigación y desarrollo de mercados y promoción, tanto de los vinos amparados como del nivel de protección, así como la prestación de servicios relacionados con estas actividades.

El control y seguridad alimentaria de los vinos de Canarias en general, y de Lanzarote en particular, es asumida por el Instituto Canario de Calidad Agroalimentario, organismo público adscrito a la Consejería de Agricultura, Ganadería y Pesca del Gobierno de Canarias.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies