Archivo

El suelo

Las plantaciones se encuentran en enarenado, bien en hoyos o en zanjas, las cuales pueden estar perimetrales o a lo largo de toda la finca.

Las pendientes no son muy elevadas, en altitudes comprendidas entre los 200 y los 500 metros sobre el nivel del mar, pues la mayor altura de la isla son 670 metros.

Los suelos son bien diferenciados e incluso hay suelos rojos profundos sobre formaciones basálticas antiguas. Estos suelos aparecen como suelos fósiles al haber sido cubiertos por erupciones volcánicas más recientes o por depósitos coluviales.

La lluvia afecta al suelo de la viña en Lanzarote

Presentan colores rojizos, textura franco-limo-arcillosa y contenido medio de materia orgánica, lo cual asegura un suministro de nitrógeno adecuado a las exigencias de la vid. Los contenidos de macronutrientes principales (N,P,K) son óptimos y hay presencia de carbonatos libres que hacen un PH básico.

Atendiendo a la clasificación propuesta por la Soil Taxonomy, la isla de Lanzarote cuenta con cuatro clases de suelo:

1) Aridisoles

2) Entisoles

3) Andisoles

4) Vertisoles

Estos suelos se caracterizan por los siguientes aspectos comunes:

  • Un bajo contenido en materia orgánica
  • Una débil actividad biológica
  • Reacción alcalina
  • Texturas superficiales de tendencia arenosa
  • Acumulación de carbonatos y sulfatos
  • Modificaciones de la superficie del suelo como la presencia de pavimento desértico, costras de sellado, etcétera

Filtración de la lluvia

Los suelos en los que se asientan los viñedos son suelos volcánicos, bien diferenciados e incluso rojos profundos sobre formaciones basálticas antiguas. Aparecen como suelos fósiles al haber sido cubiertos por erupciones volcánicas más recientes o por depósitos diluviales. La capa de lapilli o ‘picón’ cubre el suelo vegetal de la viña facilitando la rápida filtración de la lluvia, evitando la evaporación de la tierra vegetal y manteniendo constante la temperatura del suelo (efecto termorregulador).

La superficie de la mayor parte de los viñedos está cubierta de ceniza negra volcánica que impide el crecimiento de otra vegetación, pero que posee excelentes propiedades de retención del agua procedente del rocío. Esto significa que las vides plantadas aquí prosperan debido, también, a que bajo la ceniza, el suelo es fértil, formado por arcilla o arena sobre un lecho de roca caliza.